4 tipos comunes de acabados metálicos y cómo lograrlos

El acabado de metales es un proceso esencial para producir productos metálicos fuertes y de alta calidad. Esto es especialmente cierto para piezas de metal especializadas que requieren resistencias químicas, eléctricas o deslustradas específicas. También hay muchos tipos de acabados metálicos, que pueden afectar la dureza del material, la velocidad del flujo de trabajo, los costos de producción y más.

Con tantas variables, puede ser difícil encontrar los acabados adecuados para sus proyectos exclusivos de metalurgia, y mucho menos lograrlos. Así que hoy, repasemos cuatro de los tipos más comunes (y prácticos) de acabados metálicos, así como también cómo producirlos de manera consistente y rentable en todo su proceso de metalurgia.

1. Acabados metálicos direccionales

Los acabados metálicos direccionales (también conocidos como acabados cepillados o arquitectónicos) se caracterizan por líneas de grano de pulido finas y uniformes a lo largo de la pieza de trabajo. Este acabado brillante de alto brillo brinda una estética distintiva y atractiva, al mismo tiempo que elimina los bordes y los defectos de la superficie. Los acabados direccionales generalmente se usan para productos de acero inoxidable, particularmente en aplicaciones arquitectónicas, de transporte y domésticas.

Cómo están hechos

Los acabados metálicos direccionales se pueden lograr puliendo las piezas de trabajo de metal con una banda de grano 120-180 y luego suavizando el acabado con una banda o almohadilla abrasiva de grano 80-120. La forma más eficiente de crear acabados direccionales es mediante el uso de una máquina de pulido y acabado de metales en húmedo. Estas potentes herramientas se pueden personalizar con diferentes recuentos de cabezales, tipos de cabezales y longitudes de bandas abrasivas para crear un acabado direccional óptimo en las piezas metálicas.

2. Acabados metálicos no direccionales

Los acabados metálicos no direccionales se caracterizan por un patrón uniforme y no direccional en la pieza de trabajo. Estos acabados se utilizan normalmente para pulir piezas de metal en preparación para un tratamiento de superficie adicional, como pintura. Debido a que los acabados no direccionales carecen de un patrón distinguido, también son útiles para ocultar rayones e imperfecciones en áreas de alto contacto.

Cómo están hechos

Los acabados metálicos no direccionales a menudo se crean utilizando lijadoras orbitales con discos de lijado de grado fino, medio o grueso. Las máquinas automáticas de acabado de metales también son muy recomendables para crear acabados metálicos no direccionales y, a menudo, pueden acabar ambos lados de una pieza de trabajo en una sola pasada.

3. Acabados de molino

Los acabados laminados (también conocidos como acabados mate) se caracterizan por una textura superficial suave y sin brillo. Estas son algunas de las opciones de acabado menos costosas y, a menudo, se aplican cuando la apariencia estética de una pieza no es importante. Los acabados de fresado también se pueden aplicar para alisar una pieza en preparación para un acabado o procesamiento posterior, y se usan comúnmente en productos de acero inoxidable, incluidos componentes para equipos de refrigeración, alcantarillado y limpieza en seco.

Cómo están hechos

Los acabados de metal laminado se pueden crear mediante el procesamiento de piezas a través de un laminador o un proceso de estirado. Los troqueles y rodillos especializados eliminan las picaduras y asperezas de la pieza de trabajo, logrando un acabado suave que luego se puede tratar mediante pulido, grabado industrial u otro procesamiento de superficie.

4. Acabados de pulido de espejo

Los acabados pulidos a espejo se caracterizan por un aspecto «similar a un espejo» muy pulido y reflectante. Este acabado es estéticamente agradable y elimina cualquier grieta o imperfección que pueda contener partículas dañinas, mejorando la resistencia del metal al daño corrosivo. La consistencia, la resistencia y el aspecto sin imperfecciones de los acabados de pulido espejo los hacen populares en varios mercados y aplicaciones metalúrgicas.

Cómo están hechos

Los acabados de pulido espejo son difíciles y laboriosos de crear a mano, principalmente porque requieren técnicas específicas de esmerilado y pulido. La ruta más eficiente es usar una máquina de acabado de metal húmedo o seco, que puede aplicar abrasivos automáticamente para lograr el acabado deseado, de manera rápida y consistente.

El impacto de las máquinas de acabado de metales

Independientemente de los tipos de acabados metálicos que soliciten los clientes, es crucial ofrecer un producto final consistente que se alinee con sus requisitos técnicos y estéticos. Por eso recomendamos invertir en equipos de acabado de metales. Estas soluciones automatizadas se pueden equipar con diferentes piezas y configuraciones para que coincidan con tolerancias, medidas y tipos de acabado precisos, de manera más rápida y uniforme en comparación con las herramientas manuales.

Algunas ventajas clave de las máquinas de acabado de metales incluyen:

Consistencia: las máquinas de acabado de metales pueden procesar ambos lados de una pieza de trabajo de manera uniforme en una sola pasada, lo que aumenta la calidad y la consistencia de cualquier acabado deseado.

Rentabilidad: las máquinas automatizadas pueden terminar con rapidez y precisión casi cualquier tipo de pieza metálica, lo que garantiza una producción más rentable sin sacrificar la calidad.

Seguridad en el lugar de trabajo: las máquinas de acabado de metales utilizan cintas transportadoras y rodillos para procesar piezas de forma segura, creando flujos de trabajo más seguros en comparación con el pulido y el acabado a mano, y reduciendo el riesgo de cortes y tensión en las manos.

El acabado y pulido de metales se puede lograr mediante un proceso seco o húmedo. Sin embargo, el proceso húmedo brinda los mejores resultados al terminar la mayoría de los tipos de materiales metálicos. Por ejemplo, nuestras máquinas de metal húmedo de la serie 1000 pueden equiparse con una gama de soluciones abrasivas y cabezales para desbarbado y acabado de metales. También ofrecemos opciones flexibles de financiamiento de equipos para garantizar que obtenga la máquina de acabado de metal adecuada sin salirse de su presupuesto.

Logre el acabado perfecto con maherrero.com Machine Group

¿Listo para aprender más sobre el acabado de metales y las diferentes herramientas que puede usar para facilitar este proceso? Entonces conéctese con el equipo de maherrero.com hoy. Nuestros especialistas pueden guiarlo a través de los diferentes tipos de acabados metálicos y ayudarlo a elegir el mejor equipo y proceso para los requisitos únicos de su cliente.