¿Cuándo hace demasiado frío para soldar?

Muchos soldadores profesionales tienen que trabajar todos los meses del año, incluso los fríos. Sus clientes confían en usted para hacer el trabajo sin importar el frío que haga.

Pero, ¿cuándo hace demasiado frío para soldar? El metal por debajo de las temperaturas de congelación puede hacer que la soldadura no penetre en el metal base. Para solucionar esto, puede llevar el metal a un lugar más cálido y llevarlo a temperatura ambiente o precalentarlo con un soplete de capullo de rosa para llevar el metal a una temperatura más alta.

Para los principiantes, hay una respuesta definitiva. La soldadura requiere habilidad, especialmente para trabajos de calidad. Cuanta más paciencia tenga y mejor su técnica, más fácilmente podrá manejar la soldadura en circunstancias difíciles.

Esto significa que es muy posible que haga demasiado frío para soldar proyectos específicos en algún momento. ¿Cómo sabes cuál es ese punto? Hay muchas cosas diferentes a considerar.

Veamos algunos ahora.

¿Cuándo hace demasiado frío para soldar? ¿Qué es lo más frío que puede soldar MIG?

Esta respuesta varía según su técnica de soldadura y su trabajo. Por ejemplo, cuando está trabajando en un puente, se promulgan códigos que le impiden soldar si la temperatura cae por debajo de los 0 grados Fahrenheit.

Para tuberías y trabajos en recipientes a presión, no puede trabajar si la temperatura cae por debajo del punto de congelación, que es de 32 grados Fahrenheit.

Los códigos de soldadura ASME son aún más amables con los soldadores, ya que impiden que alguien trabaje si las temperaturas caen por debajo de los 50 grados Fahrenheit.

Para proyectos personales más pequeños u obras de arte que no necesitarán resistir bajo estrés, estos códigos son un poco más indulgentes y todo se reduce a su preferencia personal de DITY. Solo recuerda tomar precauciones.

¿Se puede soldar en clima frío?

Los proyectos de soldadura más grandes rara vez se ven retrasados ​​por el clima frío. Muchos soldadores muy hábiles y talentosos están decididos a presionar en condiciones frías y garantizar soldaduras de calidad. Esto significa que puede soldar en climas fríos. Solo se necesitará mucha más habilidad y perseverancia.

Gran parte de la soldadura en climas fríos nació por necesidad. Había un trabajo que necesitaba ser manejado muy rápidamente, y nadie más tenía la habilidad o la disposición para hacerlo, por lo que los soldadores solo tenían que manejarlo si querían conservar sus trabajos.

La necesidad también dio a luz la creatividad. Muchos de estos soldadores de clima frío idearon formas ingeniosas de mantener sus soldaduras protegidas.

Ya sea que estuvieran trabajando en plataformas petroleras o en talleres o campos, han encontrado varias formas diferentes de mejorar los efectos de la soldadura en climas fríos.

¿Qué le sucede a su soldadura si está demasiado fría?

Si su soldadura está demasiado fría, entonces no logrará la penetración adecuada. Esto conducirá a una falla de la soldadura, provocando grietas, roturas y la incapacidad de resistir las pruebas de tensión.

En climas fríos, el metal base termina convirtiéndose en un disipador de calor. El resultado es que absorberá el calor de la soldadura tan pronto como deje de aplicarlo.

Esta es una mala situación porque si su soldadura se enfría demasiado rápido después de aplicarla, terminará agrietándose.

Si está soldando en frío, entonces puede precalentar su metal base.

Es un paso vital para la soldadura en climas fríos que garantizará una penetración adecuada, de modo que no tenga que preocuparse por fallas debido a la falta de penetración.

Su primera pasada debe lograr una penetración total, especialmente si la soldadura soportará mucha tensión.

Precalentar

Para evitar problemas con la penetración y el agrietamiento, debe asegurarse de que su metal base no se convierta en un disipador de calor. Esto significa que deberá precalentarlo para que no se enfríe demasiado rápido después de soldar.

Si está soldando metal que tiene más de 3/8 de pulgada de espesor, querrá asegurarse de que se precaliente a por lo menos 50 grados Fahrenheit con un soplete de propano u oxiacetileno antes de comenzar.

Tráelo adentro

Durante el proceso de soldadura, si nota que su soldadura comienza a enfriarse demasiado rápido nuevamente porque se ha enfriado demasiado, puede llevarla adentro.

Esto lo mantendrá protegido. Una vez que se haya calentado, puede volver a soldar.

Consejos de mantenimiento para soldadura en climas fríos

Hay algunas cosas que puede hacer para mejorar la probabilidad de éxito cuando suelda en clima frío.

Echemos un vistazo a algunas de las formas que han surgido para mantener sus soldaduras protegidas.

Prepararse

En primer lugar, debe cuidar su seguridad personal. Todavía necesita todo su equipo de seguridad habitual, como orejeras y cascos oscurecedores.

También necesita encontrar una manera de protegerse de los otros elementos, es decir, el frío, el viento, la nieve y cualquier otra circunstancia que provoque un clima tan frío.

Tenga en cuenta que necesita usar el equipo especializado. A diferencia de la mayoría de los guardarropas para clima frío, no puede simplemente abrigarse y salir.

La soldadura requiere una gran destreza, y cuantas más capas agregue para la protección contra el frío, menos destreza verá por lo general… especialmente con abrigos y guantes voluminosos y acolchados.

Use materiales más delgados, como ropa interior térmica debajo de su equipo de soldadura para mantenerse caliente.

También debe asegurarse de que los materiales de sus abrigos y capas cálidas sean resistentes al fuego.

Hay una razón por la que los soldadores suelen trabajar con metales gruesos y cueros, y es porque saben que siempre existe el riesgo de incendio.

Esto no cambia solo porque el clima se pone frío. Esto significa que debe ser estratégico para protegerse.

Proteja su soldador

Necesitas proteger tu equipo tanto como a ti mismo. Nunca podrá crear una soldadura sólida, fuerte y confiable si su soldador se descompone en el clima frío. Debes tomar medidas para mantener tu equipo y protegerlo del frío.

Cuando hace frío afuera, necesitará dedicar un poco más de tiempo al mantenimiento de su soldadora que en la estación más cálida. Esto evitará que su soldador se averíe en el trabajo o produzca soldaduras débiles.

Asegúrese de revisar su aceite y cambiarlo regularmente.

La viscosidad de los aceites es fundamental para que funcione correctamente y el clima más frío hará que el aceite sea más espeso, aumentando la viscosidad hasta el punto de que no fluirá como debería. Debe asegurarse de que el suyo no tenga este problema, por lo que es posible que necesite un peso más ligero.

También desea cubrir la máquina. Puede elegir una cubierta de soldadura a un precio bastante asequible, y esto protegerá su máquina contra la lluvia y mostrará golpes en las partes internas críticas. Funciona para protegerlo contra el daño de los rayos UV en el verano, que pueden derretir las mangueras y el cableado.

También debe asegurarse de que el anticongelante esté funcionando. Revíselo regularmente y cámbielo cuando sea necesario.

Esto es extremadamente importante en climas fríos porque es lo que evita que el agua refrigerante se congele y destruya el motor. También protege el metal de la corrosión en climas fríos.

WD-40 será tu amigo. Una capa delgada en todo el interior y el exterior de la soldadora hará que todo funcione sin problemas. En el invierno, la humedad del aire cambia y puede causar que su soldadora se oxide o se corroa si no le da mantenimiento.

También debe revisar sus mangueras. En invierno, se vuelven más quebradizos y se empiezan a formar grietas.

Si tiene mangueras duras y quebradizas que muestran grietas, deberá reemplazarlas. No espere hasta que fallen por completo, o se arrepentirá.

Finalmente, cuide su combustible. Deberá tratarlo con algunos estabilizadores durante los meses fríos.

Esto es especialmente cierto si no planea usar su soldador durante una semana o más. Los estabilizadores evitarán que el combustible se congele o espese demasiado mientras la máquina no está en uso.

Asegúrese de que sus varillas estén secas y calientes

En climas más fríos, la soldadura con electrodo revestido es la mejor opción debido a lo portátil que es. También es ideal para metales gruesos en situaciones que no son ideales. Este proceso es bastante simple, pero el punto débil del proceso son las varillas de soldadura.

Debes prestarles especial atención cuando estés soldando en frío. Es fundamental que las varillas de soldadura permanezcan secas y calientes para producir una soldadura fuerte. Esto significa que tendrá que cuidarlos especialmente.

Si su varilla se moja, entonces la capa protectora se caerá o se agrietará tan pronto como su arco se caliente durante la soldadura.

El vapor de agua también contaminará su soldadura tan pronto como se introduzca en el calor del arco. El resultado es una soldadura contaminada que no tiene protección para el charco de soldadura, lo que provocará aún más problemas con la soldadura.

La buena noticia es que hay formas de mantener las cañas secas y calientes. Puede usar un horno de varilla para mantenerlos calientes y secos cuando lo necesite.

Hay toneladas de hornos de varilla de soldadura portátiles asequibles disponibles. Si no son una opción para usted, asegúrese de comprar contenedores de almacenamiento en seco.

Preguntas frecuentes

Esperamos haber cubierto la mayor parte de lo que necesitará saber cuando se trata de soldadura en clima frío, pero aquí están las respuestas a algunas preguntas más que se hacen sobre el tema.

¿Qué hace si su soldadura se agrieta en clima frío?

Si su soldadura se está agrietando, es probable que no esté obteniendo la penetración adecuada y que su metal base esté demasiado frío.

Es posible que desee comenzar de nuevo. Mientras tanto, debe tomar un descanso y calentar su metal base.

La razón por la que tiene grietas es que su soldadura se enfría demasiado rápido después de aplicarla, por lo que necesita que el metal base esté lo suficientemente caliente para no enfriarse inmediatamente cuando retira el arco de soldadura.

¿Qué tan caliente debe estar el metal base para soldar sin calentarlo?

Se recomienda que mantenga el metal base a un mínimo de 50 grados Fahrenheit antes de soldar en frío.

Nuestra opinión para finalizar

¿Estás soldando en temperaturas frías? Si es así, ¿qué vas a hacer para proteger tus soldaduras? Esperamos que este artículo te haya dejado algunas buenas ideas.