¿Se puede soldar metal pintado? Por qué necesita limpiar el metal

La soldadura de metal puede ser una forma emocionante de recrear una pieza o convertirla en algo completamente nuevo. Ya sea que haya recogido metal de una tienda de segunda mano o esté usando metal reciclado, tener pintura puede poner un freno a su proyecto. Es posible que le preocupe que haya más pasos que hacer o que se arriesgue y simplemente haga la soldadura de todos modos.

Pero, ¿se puede soldar metal pintado? No, al menos no de inmediato. Si suelda metal pintado, podría poner en peligro su salud. La pintura puede desprender vapores y partículas diminutas que, al ser inhaladas, pueden causar serios problemas de salud. Debe pulir o esmerilar la pintura antes de comenzar a soldar. Además, asegúrese de usar una máscara para protegerse.

Es importante seguir estos pasos para mantener su salud y bienestar. También reducirá el riesgo de que su trabajo de soldadura fracase debido a daños en la pintura. La pintura puede reaccionar de manera diferente al metal cuando está soldando. Puede crear un color extraño o marcas de quemaduras que no desea en su proyecto terminado.

¿Se puede soldar metal pintado?

En primer lugar, las pinturas sobre el metal pueden emitir humos nocivos cuando se calientan durante la soldadura. Estos vapores pueden ser peligrosos si se inhalan, así que asegúrese de protegerse. Respirarlos puede enfermarte, razón por la cual muchas personas que sueldan usan equipo de protección. Usar una máscara puede ayudarlo a protegerse de los vapores, pero es mejor quitarse la pintura primero.

Otro peligro es que la pintura seca puede disparar pequeñas partículas mientras suelda. Dado que la pintura seca puede desprenderse, también se desprenderá durante la soldadura. Estas partículas se pueden ingerir o inhalar, lo que puede causar problemas de salud. Si no usa equipo de protección, como una máscara de gas, para protegerse, podría estar exponiéndose a riesgos de salud innecesarios.

Otro punto es que la pintura puede quemarse durante el proceso de soldadura o incluso después. Esto puede ponerlo en riesgo de daños por incendio o quemar el metal, lo que puede resultar en esquinas o lados derretidos. Esto puede arruinar su proyecto o la parte que está soldando. También puede afectar la apariencia del proyecto final si la pintura se quema sobre el metal.

Por último, puede exponerse a otros productos químicos nocivos cuando suelda metal pintado. Si está trabajando con metal viejo, es posible que esté tratando con pintura con plomo. Eliminarlo puede liberar el plomo en el aire, que puede inhalarse y causar problemas de salud importantes.

También puede inhalar óxido, otros limpiadores fuertes o productos químicos adhesivos. Ten cuidado y solo quita la pintura primero.

Herramientas para quitar la pintura de antemano

Aquí hay una lista de algunas herramientas que puede usar para quitar la pintura que son más fáciles y consumen menos tiempo de lo que piensa.

Cepillo de alambre

Es una herramienta bastante fácil que puede eliminar la pintura antes de comenzar a soldar. Este puede ser un paso vital antes de comenzar su proyecto de soldadura, por lo que ni siquiera tendrá que preocuparse por la pintura.

También quita fácilmente la pintura sin mucha molestia ni pérdida de tiempo. Puede pasar a soldar ese metal en poco tiempo.

Pistola de granallado granate

Este método es la forma más exitosa de quitar la pintura rebelde del metal.

Utiliza energía para quitar la pintura y permitir que el metal se raye y quede en perfectas condiciones para cualquier aplicación de productos químicos que pueda necesitar aplicarle después.

Herramienta de lijado de disco

Básicamente, esto lija la pintura y la elimina de manera similar al cepillo de alambre, pero con más fuerza.

Esto puede ayudar con la pintura que se ha endurecido o tiene varias capas.

Puede ser una herramienta fácil de usar justo antes de soldar el metal.

Escalador de aguja con empuñadura de pistola

Esta es una gran herramienta para usar simplemente porque puede usarla para múltiples proyectos. Elimina pintura y otros materiales adheridos.

Puede usarlo para quitar pintura, pero también puede ayudar cuando necesite perforar algo o lijarlo. Esta herramienta no será un trato único, lo que la hace ideal para el aficionado al bricolaje que todos llevamos dentro.

Aquí se explica cómo quitar la pintura de forma segura

En primer lugar, siempre use una máscara. Asegúrese de protegerse los ojos, la nariz y la boca al quitar la pintura. Quitarlo puede ser peligroso debido a las partículas que se liberarán en el aire. Deberá asegurarse de usar algo fuerte como una máscara de gas en lugar de una máscara médica que solo cubra la nariz y la boca.

A continuación, asegúrese de cubrirse las manos con guantes. Las herramientas como la pistola de granallado granate pueden ser peligrosas cuando se usan incorrectamente. Cualquier soldador veterano sabe que los accidentes ocurren durante el trabajo. Use guantes para proteger sus manos de cortes, raspaduras o exposición a cualquier químico dañino en la pintura o el metal.

Otro buen consejo es usar mangas largas y pantalones. Esto puede parecer un hecho ya que está usando otro tipo de equipo de protección; sin embargo, puede ser un consejo que se puede pasar por alto. Es posible que esté tan preocupado por sus pulmones y manos que olvide que sus brazos y piernas también pueden estar expuestos a estos químicos o partículas.

Un pequeño truco divertido para ayudar a quitar la pintura más fácilmente es remojar el metal en agua caliente con bicarbonato de sodio de antemano.

Este paso puede ayudar a quitar la pintura más fácilmente cuando lo combina con una herramienta mencionada anteriormente. Esta también puede ser una forma de evitar el uso de removedores de pintura químicos, que pueden ser peligrosos para la piel o si se inhalan. También puede hacer que una herramienta como el cepillo de alambre sea más fácil de usar sin requerir mucho esfuerzo.

Por qué necesita limpiar el metal antes de soldar >> Mire el video a continuación

Aquí hay algunas soluciones que puede hacer con metales pintados

Primero, puede usar un método llamado soldadura por puntos, donde solo suelda un punto específico en el metal en lugar de una superficie más grande. Para hacer esto, necesitarás:

  • dos electrodos de aleación de cobre
  • dos hojas de metal

Los electrodos se calentarán y soldarán el punto específico entre las dos láminas de metal. Sin embargo, este método no funcionará en cortes gruesos de metal.

Otro método que puede probar es ensamblar los metales con herrajes.

  • Puedes poner una chapa de metal entre las piezas que quieras soldar
  • Taladre agujeros para unirlos
  • Puede omitir el proceso de soldadura y mantener la pintura intacta
  • Este puede ser un gran método para aquellos que desean conservar los trabajos de pintura o aquellos que pintaron primero y luego se dieron cuenta de que necesitaban soldar después.

    Alternativamente, puede usar un adhesivo de metal en lugar de soldar. Si bien un adhesivo no sería tan fuerte como usar hardware o soldar las piezas, aún puede hacer el trabajo. Probablemente no quieras usar esto en proyectos grandes, pero las piezas más pequeñas y delicadas podrían beneficiarse del método adhesivo.

    Por último, puede usar un método llamado costura de metal para unir dos metales. Este es un método en frío que ayuda a:

  • unir metales delgados taladrando agujeros en las grietas o espacios intermedios.
  • Luego insertas tachuelas y llaves, alternando como una puntada, para unirlos.
  • Luego, martilla el exceso de metal y tus piezas están seguras.
  • Este es un excelente método para aquellos que quieren reparar grietas o cortes en una superficie metálica.

    Resumen

    Discutimos la soldadura de metales pintados y cómo debe evitar hacerlo. Puede ser perjudicial para su salud y su proyecto. La pintura quemada también puede liberar otros materiales al aire que pueden ser dañinos como el plomo. Sin embargo, existen alternativas a la soldadura de metales si no desea quitar la pintura. Puede decidir qué hacer a continuación según su nivel de comodidad, las herramientas disponibles y los detalles de su proyecto.