¿Cuál es la soldadura más difícil de hacer para principiantes?

¿Sabía que existen hasta 30 tipos diferentes de técnicas de soldadura? Naturalmente, algunos de ellos son más populares y comunes que otros. La soldadura con varilla, la soldadura por arco, la soldadura MIG y la soldadura TIG son los tipos más populares.

Los niveles de dificultad de todos los tipos de técnicas de soldadura varían. Y la soldadura TIG es el arte más difícil de dominar. Un soldador que domina la soldadura TIG tiene más oportunidades laborales.

¿Se pregunta qué tiene de diferente la soldadura TIG que la mayoría de los principiantes evitan incluso probarla durante los primeros años de sus carreras como soldadores profesionales?

Bueno, digamos que TIG es una verdadera técnica de soldadura multitarea que requiere atención y precisión como la de un halcón.

No solo es diferente controlar la calidad de los cordones cuando se suelda TIG, sino que también es el riesgo de contaminación lo que dificulta aún más las cosas.

Encontrará todos los detalles sobre por qué la soldadura TIG es la más difícil en esta guía. ¡Sumérgete para comprender el concepto para que tú también puedas dominar esta forma de soldadura y ganar más!

¿Cuál es la forma más difícil de soldar?

Para un verdadero principiante, todas las formas de soldadura serán difíciles al principio. Pero la forma más difícil de soldar es la soldadura TIG. Incluso con una cantidad decente de experiencia, muchos soldadores toman clases para acostumbrarse a la soldadura TIG.

TIG, también conocida como soldadura con gas inerte de tungsteno, requiere más que una sola mano firme: tendrá que usar activamente ambas manos y el pie al mismo tiempo mientras suelda con TIG.

Esta precisión de manos y pies es lo que hace que la soldadura TIG sea difícil de aprender. El 99% de las personas son diestras o zurdas.

El hecho mismo de que ambas manos tengan que estar igualmente activas y estables debería darle una idea sobre el tipo de práctica que requiere TIG antes de que pueda dominar el arte de sostener y usar una antorcha TIG en ángulos extraños.

¿Por qué la soldadura TIG es difícil? 4 limitaciones principales que enfrentará al soldar TIG

En la soldadura TIG se utiliza un electrodo de tungsteno. Eso es tanto una bendición como una maldición. Es una bendición porque, a diferencia de otros metales, el tungsteno no es consumible. Al mismo tiempo, es una maldición que Tungsten no tarda en contaminar.

La máquina TIG tiene un pedal para controlar la temperatura. Idealmente, debería facilitar la soldadura si puede controlar la temperatura, pero eso no es cierto.

El mismo hecho de que puedes controlar la temperatura hace que las cosas sean más difíciles. La presión tiene que ser constante. Los pies tambaleantes arruinarán imperdonablemente su soldadura en poco tiempo.

Ahora que sabe lo difícil que es la soldadura TIG, veamos las cuatro restricciones prácticas que debe superar si desea aprender a usar una máquina TIG correctamente.

#1. La soldadura TIG es terriblemente lenta

TIG da como resultado las perlas más bonitas y perfectas, ¡eso es cierto! Pero conseguir esas cuentas impecables es una habilidad que se gana con mucho esfuerzo.

La soldadura con electrodo revestido y la soldadura MIG tienen la velocidad trabajando a su favor. Es todo lo contrario para la soldadura TIG. El soldador tiene que gastar el doble, incluso el triple, del tiempo para soldar TIG que otras formas de soldadura requieren.

La paciencia, como todos saben, es una rara virtud que no se obtiene fácilmente. Por lo tanto, TIG tiene tanto que ver con el entrenamiento mental como con el entrenamiento físico.

#2. La soldadura TIG requiere habilidades excepcionales

A diferencia de otras formas de soldadura como MIG o electrodo revestido donde puede comenzar su negocio en cuestión de segundos, TIG toma tiempo. Es un proceso de construcción lento.

Tendrá que alimentar manualmente el material de relleno con una mano mientras ya estará (constantemente) trabajando con la antorcha TIG en la otra mano. Se necesita la máxima precisión porque el tungsteno no tardará en contaminarse.

Además, mientras opera la antorcha TIG con su mano de trabajo, ocasionalmente tendrá que cambiarla a su otra mano para soldar ángulos complicados. Este cambio de ida y vuelta es una tarea que requiere habilidades excepcionales.

El control sobre el pedal tendrá que ser constante todo el tiempo mientras te concentras mucho en trabajar con ambas manos.

Claramente, TIG es la coordinación de mente y cuerpo sin lugar para errores. Es la forma de soldadura más implacable. Incluso la más mínima desviación dará como resultado cordones inconsistentes, arruinando todo el aspecto y el acabado.

#3. La contaminación es un problema serio

El gas inerte en la soldadura TIG protege el metal que está soldando, pero si la punta de la varilla de tungsteno toca accidentalmente la superficie del metal que está soldando por lo más mínimo de un segundo, la varilla se contaminará.

Una vez contaminado, el tungsteno no funcionará con la misma precisión. Como resultado, tendrás que detener la soldadura para afilar y descontaminar la punta nuevamente. Para cuando lo haga, el metal que estaba soldando se enfriará.

Naturalmente, todo el esfuerzo que pondría en hacer cordones consistentes y una soldadura fuerte se iría a la zanja y tendría que empezar de cero.

#4. Preparar el metal a soldar es crucial

La soldadura MIG y revestida todavía perdonan en muchos sentidos. Pero, como dijimos, TIG es difícil porque no permite ningún margen de error.

La superficie del metal debe limpiarse y fregarse adecuadamente. No debe haber ni el más mínimo rastro de pintura, humedad, polvo u óxido.

Si no prepara la superficie, el baño de soldadura se contaminará pase lo que pase.

Solo los soldadores profesionales expertos en soldadura TIG tienen este tipo de paciencia para ocuparse de tantas cosas al mismo tiempo.

¿Por qué tomar la iniciativa de aprender soldadura TIG ya que es tan difícil? Esta pregunta seguramente cruzará por su mente considerando que acaba de enterarse de que hay 30 tipos de técnicas de soldadura y TIG es la más difícil y molesta de dominar.

Naturalmente, es posible que se sienta inclinado a deshacerse de esta forma difícil de soldar cuando hay opciones más fáciles. Pero, con toda honestidad, TIG tiene muchas ventajas que lo convierten en una de las habilidades más aplaudibles que puede tener un soldador.

Entonces, en aras de mejorar y abrir la lata de más oportunidades, debe capacitarse para soldar TIG.

4 ventajas de la soldadura TIG que debes conocer

Ya conoces las limitaciones y dificultades. Ahora, ya es hora de que le expliquemos las ventajas de la soldadura TIG que lo persuadirán a aprender esta técnica.

#1. Perfecciona tus habilidades

La soldadura TIG es difícil y es exactamente por eso que lo hará mejor en lo que hace. Las habilidades equivalen a más oportunidades y mejores salarios en la industria de la soldadura.

Una vez que aprenda a controlar una máquina de soldadura TIG y trabaje sin errores durante horas (ya que TIG lleva tiempo), se le contará entre los mejores profesionales de la industria.

#2. Le ayuda a realizar soldaduras fuertes e impecables.

El pedal que podría parecer la tarea más abrumadora de dominar inicialmente, será, más adelante, la mayor ayuda para los soldadores.

Una vez que haya aprendido a controlar el pedal, podrá pulsarlo fácilmente. El resultado serían cuentas únicas espaciadas constantemente que harán que su trabajo sea aún más valioso.

#3. Las salpicaduras ya no serán un problema

Las salpicaduras y las chispas, que son los principales problemas de seguridad en la soldadura, son prácticamente inexistentes en la soldadura TIG.

Además, realmente no tiene que hacer la limpieza y el acabado después de terminar la soldadura. Las uniones y soldaduras creadas con TIG ya son impecables.

#4. La soldadura de metales delgados será fácil

La soldadura TIG es una de las raras técnicas que le permitirá soldar metales delgados mientras se asegura de que las juntas no se vuelvan quebradizas en absoluto.

preguntas frecuentes

1.) ¿Cuál es el material más difícil de soldar?

La gente suele pensar que lo más difícil es soldar acero y acero inoxidable. Sin embargo, ese no es el caso. El titanio es el material más difícil de soldar, siendo el acero el más fácil.

2.) ¿Cuál es la junta más difícil de soldar?

La soldadura no siempre va a ser cómoda. Un soldador tiene que soldar uniones en muchas posiciones extrañas. De las muchas, es la junta superior la más difícil de soldar.

Es el más difícil porque:

      • La posición vertical es la más difícil de alcanzar.
      • El soldador trabaja directamente bajo la lluvia de chispas, humos y metal fundido.

3.) ¿Es más difícil TIG o Stick?

Indiscutiblemente, TIG es la forma más difícil de soldar. Ya sea soldadura con electrodo revestido o soldadura MIG, son mucho más fáciles y rápidas que TIG.

4.) ¿Qué metales puede soldar TIG?

Hay muchos metales que se pueden soldar usando TIG. Para nombrar unos pocos:

      • Acero al carbono, acero aleado y acero de baja aleación.
      • Níquel y aleaciones de níquel.
      • Aluminio y aleaciones de aluminio.
      • Cobre y aleaciones de cobre.
      • Magnesio.
      • Titanio.

TIG se puede utilizar básicamente para soldar todas las aleaciones no ferrosas.

Pensamientos concluyentes:

TIG es la soldadura más difícil de hacer. Se requiere mucha práctica antes de que un soldador pueda aprender a usar ambas manos y un pie, todo al mismo tiempo, para soldar un metal con TIG.

A pesar del tedio, dominar la soldadura TIG es una cuestión de prestigio. Solo alguien que pueda soldar TIG de manera eficiente durante horas puede ser el mejor en todas las demás formas de soldadura.

Por lo tanto, si usted es un soldador principiante o incluso experimentado que se ha negado a aprender a soldar TIG porque es difícil, debe aprenderlo para mejorar en su trabajo y ganar más.