8 consejos para soldar en materiales pintados

Para una soldadura fuerte y de buen aspecto, es necesario mantener la superficie de la soldadura libre de impurezas para evitar contaminar la soldadura. Desafortunadamente, la pintura es una de esas impurezas que pueden afectar la calidad de su soldadura. Soldar sobre materiales pintados también pone en riesgo su salud. Ya sea que esté trabajando en una pieza de metal nueva o en un material reciclado, siempre se recomienda lijar la pintura antes de soldar. Sin embargo, si se encuentra en una situación en la que no es posible quitar la pintura, aquí hay algunos consejos para ayudarlo a mantenerse seguro y crear una soldadura de calidad.

Consejo #1: Use un respirador

Una de las mayores desventajas de soldar un material pintado es que las altas temperaturas harán que la pintura se derrita y se queme. La pintura al quemarse libera una mezcla de gases peligrosos. La inhalación de estos vapores puede causar graves daños a su salud.

Otra bandera roja son las pinturas a base de plomo, porque cuando se queman liberan gases venenosos al aire. Por lo tanto, un respirador es fundamental cuando se suelda sobre metal pintado. Lo mismo ocurre con los materiales con trazas de zinc debajo de la pintura, que suele ser el caso cuando se han utilizado tipos de pintura más antiguos.

Consejo 2: cuidado con el humo

Otra razón por la que los soldadores tienden a evitar soldar materiales pintados es que la pintura al quemarse genera cantidades excesivas de humo. Dependiendo de la pintura y su espesor, el efecto del humo puede variar desde levemente irritante hasta completamente obstructivo debido a su impacto en la visión. Por lo tanto, es mejor hacer estas soldaduras en un espacio abierto con mucha ventilación.

También es importante tener en cuenta que al soldar metales pintados, el humo denso de la pintura puede reemplazar el oxígeno en su entorno circundante. Por lo tanto, siempre asegúrese de anteponer la seguridad y tener un sistema para ventilar el humo y los gases tóxicos.

Consejo n.° 3: la soldadura con electrodo revestido funciona mejor para materiales pintados

La soldadura con varilla, o la soldadura por arco manual, suele ser el método preferido para soldar materiales pintados. Esta técnica de soldadura funciona fundiendo los puntos de contacto de los metales mediante un arco eléctrico. La soldadura con varilla requiere que los dos materiales sean buenos conductores de electricidad; funciona bien en superficies pintadas porque el arco eléctrico es lo suficientemente potente como para quemar la pintura y soldar el metal debajo.

Consejo n.° 4: forme un arco con la superficie metálica

El primer proceso de soldadura por electrodos es generar un arco con la superficie del metal. Para hacerlo, primero debe crear contacto entre el núcleo central del electrodo y la pieza de trabajo. Luego, puede generar el arco de soldadura levantando ligeramente el electrodo alejándolo de la pieza de trabajo.

Sin embargo, los materiales pintados pueden dificultar que el electrodo cree un arco. Por lo tanto, es mejor moler parte de la pintura del punto de partida para asegurar el contacto de metal con metal.

Consejo #5: Trate de contener el daño

Cuando suelde metales pintados, el arco quemará la pintura en las superficies. No hay otra forma de unir los metales. Por lo tanto, la superficie pintada se dañará a lo largo de la superficie de la soldadura. Sin embargo, puede contener este daño seleccionando la varilla de soldadura adecuada, manteniendo la temperatura adecuada y asegurándose de que la superficie esté libre de otras impurezas.

Consejo #6: Elija la varilla adecuada para el trabajo

Para una soldadura fuerte en metal pintado, la soldadura primero debe penetrar la capa de pintura y tener una fusión lo suficientemente profunda sobre la superficie del metal. Es por eso que seleccionar la varilla de soldadura adecuada es muy importante.

Para superficies pintadas, un buen consejo general es elegir varillas de soldadura 6010 o 6011. Sin embargo, cada proyecto será único y debes hacer la investigación necesaria para identificar la mejor caña para tu propósito.

6010 es una excelente opción, ya que permite una penetración profunda y crea soldaduras con calidad de rayos X. El 6010 se puede usar en soldaduras horizontales, verticales, planas o elevadas, pero solo se puede usar con CC. El producto con poca escoria ayuda a la varilla a crear una soldadura limpia en las superficies pintadas. 6010 es a menudo la opción preferida para soldar en superficies contaminadas y oxidadas.

6011 mejora el 6010 con la capacidad de trabajar tanto en CA como en CC. Estas varillas también son capaces de realizar soldaduras de penetración profunda. Además, 6011 es una varilla de congelación rápida que permite que el baño de soldadura se endurezca rápidamente, lo que da como resultado una soldadura más rápida.

Si compara 6010 y 6011, el primero es una barra de CC únicamente con características de alta resistencia, mientras que el segundo es una barra de CA/CC con características de resistencia ligeramente más débiles.

¡Déjame ayudarte a mejorar tu soldadura!

Únase a mi boletín semanal y reciba útiles consejos, herramientas y teorías sobre soldadura y unión.

¡Un paso más necesario!

Confirme el correo electrónico de suscripción en su bandeja de entrada. El enlace solo es válido durante 60 minutos.

Consejo #7: cuidado con el fuego

Cuando se suelda un metal pintado, la pintura adyacente a la superficie de soldadura tiende a incendiarse debido a las altas temperaturas involucradas. Cuando esté soldando sobre materiales pintados, la superficie superior puede parecer fina. Sin embargo, el fuego puede iniciarse desde la parte inferior. Si este fuego logra alcanzar materiales combustibles, puede generar una situación de peligro.

La mejor manera de evitar esto es revisar la soldadura después de que se complete el proceso para detectar cualquier indicación de fuego por encima o por debajo de la superficie de trabajo. Además, asegúrese de enfriar primero la superficie para reducir el riesgo de que se queme después.

Consejo #8: Quite la pintura, si puede

Si bien esta guía analiza varios consejos que son útiles cuando suelda materiales pintados, no niega el hecho de que soldar sobre superficies pintadas da como resultado una soldadura de menor calidad que soldar sobre superficies sin pintar. Esto se debe a que la pintura quemada deja cenizas, mientras que el humo introduce contaminantes en la mezcla.

Por lo tanto, el mejor consejo es evitar soldar sobre superficies pintadas. Siempre es mejor y recomendable quitar la pintura del área de soldadura antes del proceso de soldadura, y hay varias formas de hacerlo. El lijado y el esmerilado en ángulo de la superficie son algunos ejemplos excelentes.

Terminando

Las soldaduras más limpias provienen de la soldadura de metal con metal después de eliminar todos los revestimientos superficiales y la contaminación. Si bien siempre debe evitar soldar sobre material pintado, habrá situaciones inevitables en las que no podrá hacerlo. La soldadura en material pintado es factible, pero no se recomienda. Tenga a mano estos consejos importantes y podrá crear un trabajo de soldadura de calidad incluso en superficies metálicas pintadas. Como siempre, ¡ponga la seguridad primero!

Referencias:

Si te gustó este artículo, echa un vistazo a mis otros artículos que escribí sobre el tema.