3 errores de soldadura que debe evitar

La soldadura, cuando se hace correctamente, tiene un potencial infinito. Es un oficio que está lleno de propósito y requiere una gran habilidad. Dentro del campo de la soldadura se utilizan diversos materiales y maquinaria y es de suma importancia asegurarse de que se sigan los pasos adecuados. Se estima que hay 404,800 soldadores solo en los Estados Unidos, por lo que es fundamental involucrar a nuestras comunidades con las mejores prácticas de la industria. Ya sea que sea nuevo en la soldadura o se considere un experto, aquí hay 3 errores de soldadura que debe evitar.

1. No usar el equipo de seguridad adecuado

La soldadura es un trabajo físico y no se puede subestimar la importancia de tener equipo de protección. Por ejemplo, según US Risk, las lesiones oculares se encuentran entre las más comunes que ocurren. Nunca debe practicar la soldadura sin usar gafas protectoras o anteojos de seguridad, junto con un casco de soldadura. Esto evitará lesiones potenciales que pueden incluir escombros voladores, peligros de radiación e irritación de los humos. También son necesarios guantes, protección para los oídos, ropa resistente al calor y botas de soldadura adecuadas. Además, ciertas condiciones requieren el uso de un respirador, así que siempre haga su debida diligencia antes de comenzar cualquier nuevo proyecto. Es importante no tomar atajos con su seguridad ya que pueden ocurrir lesiones graves.

2. Preparándose para su proyecto

Como cualquier habilidad práctica, hay pasos que deben tomarse para garantizar una soldadura adecuada. Una forma de prepararse para su soldadura es asegurarse de que el metal se haya limpiado y cepillado correctamente, si es necesario. Los contaminantes como el óxido pueden afectar su proyecto si no se limpian adecuadamente. El viejo adagio de que la práctica hace al maestro ciertamente se aplica a la soldadura. La mejor manera de practicar es encontrar un instructor o mentor. Trabajar con un soldador experimentado lo ayudará a evitar errores comunes y le enseñará habilidades críticas.

3. Mantenimiento preventivo

Una de las claves para garantizar la mejor soldadura es revisar su equipo con frecuencia para ver si está desgastado. El mantenimiento preventivo puede ahorrarle tiempo, dinero y el dolor de cabeza de tener problemas para reparar una mala soldadura. En Vern Lewis, entendemos que cuando su equipo no funciona correctamente puede causar errores de precisión. Si su maquinaria está funcionando demasiado caliente, tiene problemas de salpicaduras o problemas con la alimentación de alambre, puede ser hora de que un experto haga una evaluación de su equipo. Mantenerse al día con el mantenimiento regular prolongará la vida útil de sus herramientas, manteniéndolas duraderas y listas para usar.

Los profesionales de la industria de la soldadura tienen los más altos estándares al fabricar los productos que utilizamos; muchos siendo sobre una base diaria. Seguir los pasos descritos anteriormente son solo algunas formas de disminuir los casos de errores de soldadura, lo que puede provocar fallas graves y lesiones personales. Nuestro objetivo en Vern Lewis es equiparlo con la educación y la experiencia necesarias para hacer bien el trabajo. Al involucrar a nuestra comunidad con el conocimiento de los expertos, seguramente seguirá el crecimiento y una mayor habilidad. Si necesita mantenimiento preventivo en su equipo de soldadura, contáctenos hoy y estaremos encantados de ayudarle.

: